Ni participación ciudadana ni presupuestos participativos en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz

La Federación Alavesa de Asociaciones de Vecinos de Álava quiere denunciar la nula voluntad de fomentar una autentica “participación ciudadana” como medio de instaurar el modelo de democracia participativa.

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz se dotó con un Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana en el año 2004 (con un precedente anterior de otro de 1998) sobre lo que cabe aclarar que aprobar dicho Reglamento era de obligado cumplimiento por la legislación estatal.

Si tras el paso de este dilatado tiempo de vigencia, repasamos la idílica exposición de motivos que figura en dicho reglamento, y lo sometemos al análisis de la realidad podemos concluir que solo se ha cumplido el “formalismo” en el funcionamiento de algunos de los cauces y órganos de participación, pero que nunca se ha vislumbrado por la ciudadanía ni los colectivos participantes en los distintos procesos participativos, de la más mínima receptividad a sus planteamientos. Por otro lado, hay cauces en dicho reglamento que no se han puesto nunca en funcionamiento como la consulta popular, sondeos y estudios de opinión, encuestas, etc.

Producto del cansancio y desanimo ante los escasos logros conseguidos, a través de los distintos cauces de participación establecidos, hay que señalar el abandono continuo o la falta de asistencia de las entidades participantes en los distintos consejos y que últimamente se constata la poca asistencia de miembros y las dificultades de conseguir quorum suficiente para poder realizar las reuniones.

Lo señalado anteriormente también valdría para analizar lo ocurrido con el proyecto de presupuestos para 2013, dado que se han celebrado reuniones informativas tanto en una reunión conjunta de los consejos territoriales como de los consejos sectoriales y cuyas alegaciones se han trasmitido al Consejo Social para que tras su asunción se enviaran o no al Ayuntamiento.

Tras la aprobación inicial del presupuesto 2013 apoyado únicamente por los grupos políticos municipales de PP y PNV cabe deducirse que las propuestas surgidas de ese proceso (al igual que los cambios propuestos por los otros grupos políticos de la oposición) han caído en saco roto.

Animamos a todo tipo de entidades y ciudadanos a que envíen alegaciones y reclamaciones al presupuesto aprobado inicialmente, si quieren perder su tiempo en una actividad totalmente estéril, antes del 10 de abril.

Y de acuerdo con lo expuesto anteriormente desde la FAVA queremos manifestar  que para el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, la participación ciudadana se limita en el mejor de los casos, a la mera información.

A titulo de ejemplo, queremos denunciar la suspension de dos reuniones convocadas por el Servicio de Participación Ciudadana para informarnos de los cambios introducidos en las bases de las convocatoria de subvenciones a asociaciones vecinales para 2013 respecto a las bases de 2012.

El motivo de las suspensión se debe, a nuestro entender, a que querian informarnos de una normativa ya aprobada por la Junta de Gobierno, es decir, cuando ya las asociaciones vecinales no podríamos participar y a que como no se aprobo el 15 de marzo (fecha que tenian prevista), suspenden las citadas reuniones para informarnos a posteriori de su aprobación.

Si esto lo hace el Servicio de Participación Ciudadana habría que aplicarles el refrán de “en casa del herrero, cuchillo de palo”.